Los Padula


 

Nosotros. Una historia de familia

Reflexiones y resultados de una búsqueda sobre el apellido “Padula”

Por Jorge Eduardo Padula Perkins

Buscar, encontrar e imaginar

Hace muchos años, varios antes de que nacieran mis hijos, comencé a interesarme por mis antepasados. Me interrogué entonces, entre muchas otras cosas ¿Dónde había nacido mi abuelo? ¿Quiénes eran sus padres? ¿Y los padres de sus padres? ¿Hasta dónde podría averiguarlo?.

Comencé así, de puro curioso aficionado, a preguntar en la familia, solicitar certificados, pedir información, consultar bibliografía y, con todo ello, a construir un árbol en línea directa de ascendientes, tanto paternos como maternos.

En oportunidades ha pasado largo tiempo sin que atienda a estas cuestiones. En ciertos períodos se reaviva el interés y comienzo a imaginar a quién preguntar por tal o cual dato. Algunos hallazgos me asombran y llenan de satisfacción. Siempre abren nuevos interrogantes.

Esta es una tarea que no terminará nunca. Es un eterno camino en el que cada punto de llegada es también un punto de partida. Eso la torna apasionante.

La información vinculada a PADULA obtenida hasta el presente es de carácter heterogéneo y proviene de las más diversas fuentes. En tal sentido, estas páginas pretenden conformar un cuerpo abarcador, claro y coherente, aunque siempre factible de ser ampliado, corregido y perfeccionado.

Mi abuelo Antonio PADULA no hubiera imaginado a un nieto buscando el apellido en Internet, pero yo puedo mirar al pasado e imaginarlo a él, en su pueblerina vida de peluquero, conversador, irascible y de buen corazón como casi todos los varones de la familia. Puedo imaginar parecido también a su padre, Giuseppe, en el esfuerzo cotidiano del cuidado y la cosecha de las vides. Y siempre me imagino tan parecido a ellos, tan PADULA en la peluquería como en las viñas o en Internet, que se me sacuden las fibras más íntimas de solo pensar en cuanto tenemos en común, en la fuerza sin freno de la sangre que, siendo indiscutiblemente diferentes, nos hace tan parecidos.

Por todo eso, dedico estas líneas a todos los PADULA de Sasso di Castalda a quienes, aunque no siempre se exteriorice, los llevo en el alma.


 Nosotros

Una historia de familia

(versión resumida)

Jorge Eduardo Padula Perkins

Hecho el depósito que marca la ley 11.723
Todos los derechos del autor.

NOSOTROS
(Una historia de familia)

¿Y sabe alguien en dónde,
y cómo y cuándo, vivieron
los treinta y dos abuelitos
de sus ocho bisabuelos?

José Sebastián TALLON

Genealogía, estirpe y linaje

El término genealogía viene del latín, que a su vez deriva del griego de genea=generación y logo=tratado. Según el diccionario de la lengua española es la serie de progenitores y ascendientes de cada individuo. También se denomina de esta forma al escrito que la contiene y a la ciencia auxiliar de la historia y la antropología que estudia el parentesco, origen y descendencia de familias y personas.

El vocablo estirpe, por su parte, hace referencia a la raíz y tronco de una familia o linaje.

Linaje es la ascendencia o descendencia de cualquier familia.

A través de la historia los estudios genealógicos han tenido diferentes sentidos. Para algunas culturas se relacionaban con la búsqueda de una ascendencia vinculada a la divinidad, para otras con la necesidad de los individuos de respaldarse en glorias de los antepasados para consolidar su posición social o política, en casos, con la búsqueda de herencias. Para mí están vinculados con el hallazgo de antepasados y curiosas vinculaciones con personas o lugares que emergen de la investigación misma, que por otra parte realizo en forma personal y sin recursos económicos, en la mayoría de los casos requiriendo información y documentación por correspondencia, de una manera artesanal que hace que cada dato sea motivo de orgullo por el solo mérito de su hallazgo.

Los orígenes del apellido. España e Italia

Originaria de España, la estirpe PADULA fue llevada a Nápoles por el conde D. Guglielmo PADULA, capitán de los Guardias de Valle Grande, el cual se distinguió en la Batalla de Bitonto (provincia y distrito de Bari), en mayo de 1734, que dió al infante D. Carlos de Borbón el trono de las dos Sicilias.

En los registros españoles de títulos y privilegios de Nápoles figuran, entre otros, Antonio PADULA, "concesión a su favor de la futura sucesión de los oficios de Custodio de la Aduana de la ciudad de Nápoles y de Cavallaro de la Foggia", Madrid 10 de marzo de 1663; Francisco PADULA, "Oficio de Cavallaro de la Aduana de Foggia"; Juan Francisco PADULA, "Portería de Sumaria".

Una rama de esta familia floreció en Sicilia y fue ilustrada por Attardo PADULA que luego vino en posesión del Feudo de Ganzeria.

Alejandro PADULA fue un dominico siciliano que floreció en el pontificado de Clemente VI. Fue inquisidor general de Nápoles por 1352. Teólogo y predicador, escribió varias obras alabadas por sus contemporáneos pero que no llegaron a nosotros.

En 1815 nació en Nápoles el matemático Fortunato PADULA. Fué profesor de mecánica superior de la Universidad y más tarde rector de la misma. Dirigió la Escuela de Ingenieros y fue senador del Reino de Italia. Publicó numerosos estudios de matemáticas puras y aplicadas.

Antonio PADULA fue un literato y publicista italiano nacido en Nápoles el 13 de agosto de 1858. Estudioso de la literatura portuguesa, fundó la Societa Luigi Camoens con el objeto de dar a conocer en Italia a ese autor y fomentar los lazos de unión entre las literaturas de ambos países. Perteneció a varias corporaciones científicas como la Academia de Ciencias de Lisboa, el Instituto de Cimbra, academias de letras de Buenos Aires, Barcelona y Sevilla. Autor de varios libros y distinguido funcionario de Estado. En el año1927 Antonio PADULA fue reconocido noble e inscripto en el Libro de Oro de la nobleza italiana.

Fabricio PADULA fue un médico, profesor de anatomía quirúrgica de la Universidad de Roma y autor de varios libros de medicina.

Familia originaria de Basilicata. Inscripta en el Libro de Oro de la Nobleza italiana y en el Elenco Oficial Nobleza Italiana del cual obtiene el título de noble en la persona de Antonio Alfonso María.

Bibliografía y fuentes:
. Spreti, Enciclopedia Storico-Nobliliare Italiana, vol. V
. Diccionario Stórico Blasónico Di Crollalanza
. Enciclopedia Universal Espasa-Calpe
. Instituto Genealógico Italiano.

El escudo. Los blasones. Laboremus Fideliter

PADULA. Escudo de Armas: Azul, una faja de oro cargada de tres rosas rojas acompañada en la parte superior de un león rampante de oro mirando una estrella de ocho rayos ubicada en la esquina derecha, en la punta un cisne nadando en una laguna plateada.

LEMA: Laboremus fideliter (trabajemos con fidelidad).

MORRION o CIMERA: Un león plateado naciente.

En la simbología heráldica, el azul se relaciona con las virtudes de justicia, dulzura, lealtad, inocencia y piedad.

El oro está vinculado a las virtudes teologales y a la caridad, nobleza,  riqueza, magnanimidad, poder, esplendor y prosperidad. Asimismo se relaciona con las bellas letras y la justicia, dignidad, soberanía y pureza.

La plata por su parte representa las cualidades de la fe, pureza, vigilancia, gratitud, integridad y firmeza y se vincula con el mar.

El león simboliza al espíritu guerrero, vigilante, soberano, majestuoso y bravo.

La estrella implica constancia en el servicio de las causas emprendidas.   

Bibliografía y fuentes:
.
Spreti, Enciclopedia Storico-Nobiliare Italiana, vol. V
. Diccionario Stórico Blasónico Di Crollalanza
. Instituto de Genealogía y Heráldica

Los Padula de Sasso di Castalda. Esposas e hijos. Potenza y Basilicata

La referencia más antigua que tengo de mi familia es la del nombre de mi tatarabuelo Francesco PADULA que, con Rosa TAURISANI, resultaron ser los padres de mi bisabuelo Giuseppe PADULA, nacido en Sasso di Castalda, Potenza, Italia, el 11 de abril de 1826. De ello puede presuponerse que Francesco haya estado en algún momento de su vida en dicha localidad, aunque no se ha podido conseguir registro alguno de su nacimiento, matrimonio o defunción. Como no existen registros de su nacimiento, no se puede determinar con exactitud quienes fueron sus padres, lo que impide la continuar la búsqueda en línea directa ascendente.

Hecha esta aclaración, cabe la referencia al nacimiento de un Francesco Paolo PADULA en la comuna de Potenza el 25 de febrero de 1809, hijo de Gaetano y de Carmina CASTRONUOVO

Volviendo a Sasso di Castalda, allí nació, el 24 de noviembre de 1881 mi abuelo Antonio PADULA, hijo de Giuseppe y de María Teresa LOPARDO. Las informaciones que algunos de mis tíos me han dado al respecto indican que Carmen, José, Roque, Catalina, Miguel, Teresa y Francisco eran los hermanos de mi abuelo. Asimismo surge de sus dichos que los PADULA habrían sido propietarios o cuidadores de viñas en la región.

Es por eso, por el nacimiento en el lugar de mi abuelo y bisabuelo, que llamo a nuestra familia "los PADULA de Sasso di Castalda" para diferenciarla de otras ramas del apellido con las que he tomado contacto pero no hallado vinculación.

En el mismo orden de cosas considero que vale la pena, llegado a este punto, hacer una breve referencia al lugar de nacimiento de mis ancestros. La ciudad de Sasso di Castalda está situada en la provincia italiana de Potenza, región de Basilicata. Se encuentra a 940 metros sobre el nivel del mar y dista a 48 kilómetros "dal Capoluogo di provincia". La población según el censo de 1971 es de 1178 habitantes. La estación ferroviaria es Brienza, de la cual Sasso di Castalda dista a 6 kilómetros. Sus habitantes se dedican principalmente a la agricultura (cereales, fruta, uva).

Antonio PADULA habría emigrado a la Argentina en la primera década del siglo XX y se radicó en la ciudad de San Pedro, provincia de Buenos Aires, en donde se casó con Odilia FARINA el 25 de enero de 1906, matrimonio del que nacieron José (para nosotros el tío Ito), Alberto, Ernesto (conocido en la familia como Neto o Pololo), Antonio (Toni), Odilia (la nena), Héctor y mi padre, Luis, inscripto como nacido en San Pedro el 1 de junio de 1914, aunque en realidad era del 26 de mayo.

El abuelo Antonio ejercía en esa ciudad bonaerense el oficio de peluquero, que heredó mi tío Alberto. Su nombre en acta de nacimiento y de matrimonio es solo Antonio, pero en certificado de su defunción, acaecida en San Pedro el 23 de junio de 1940, es referido como Antonio Roque PADULA.

Alberto se quedó en San Pedro trabajando de peluquero y tuvo dos hijas, Marta y Edith, con Clara M. PERKINS, hermana de mi madre Nélida. De este modo Marta y Edith resultaron ser mis primas tanto por la rama paterna como por la materna.

José se radicó en Pergamino y se casó con una señora llamada "Lucy" con la que tuvo dos hijos: Horacio y Hugo.

Ernesto se afincó en Quilmes (Bs.As.) y trabajó como operario en las cristalerías Rigoleau de Berazategui. Luego se radicó en el barrio capitalino de Nuñez.  Contrajo enlace con Laura TAPIA, unión de la que nació María Cristina PADULA 

Antonio, sastre de oficio, se casó con Luisa VAN DER BEGE (fon) sin que tuvieran hijos. Vivieron en el barrio de Pompeya y posteriormente en Wilde, partido de Avellaneda, en el Gran Buenos Aires.

Odilia, de profesión maestra, se casó con su colega Elías SAGRANICHINI y fueron padres de Alicia y Carlos. Vivieron en el interior del país, en la localidad bonaerense de Bolívar, en La Plata y Quilmes.

Héctor, también docente, tuvo en San Pedro con la "tía Tita" EPELDE a Héctor, María Esther y Raúl.

Por último cito a mi padre, Luis, obrero de la industria lechera en La Vascongada, que, casado con Nélida Esther PERKINS en San Pedro el 30 de noviembre de 1951, tuvo como único hijo el 10 de diciembre de 1952 a quien esto escribe. Vivieron un corto tiempo en la Capital Federal, en el barrio de Flores, y luego en Quilmes. Luis PADULA murió el 30 de abril de 1976 en un hospital de Avellaneda.

Por otra parte, Roque PADULA, hermano de mi abuelo Antonio, se casó con Rosario ROTUNDO y tuvieron a "Lalo" (también peluquero en San Pedro), "Tito" y "Anita".

Fuentes:
. Partidas de nacimiento, matrimonio y defunción de Argentina e Italia
. Información brindada por correspondencia por los Síndacos de Sasso di Castalda y de Potenza
. Relatos orales de diferentes miembros de la familia.

Otros Padula

En Argentina existió un Vicente PADULA que actuó junto con Carlos GARDEL en varias películas: "Cuesta abajo" con Mona Maris, "Melodía de arrabal" con Imperio Argentina y "El tango en Broadway".

También vinculado al tango fué José Luis PADULA, compositor de las piezas "Lunes" con letra de Francisco GARCIA JIMENEZ y "Nueve de Julio" con letra de Lito Bayardo.

En 1997 leí algo sobre un jugador PADULA en el equipo de fútbol de Huracán.

Una vez apareció en un diario un suelto sobre un PADULA que era político en el Gran Buenos Aires.

En 1990 me crucé casualmente con un señor Víctor PADULA PINTOS. Según sus dichos, su abuelo era un tal Francesco PADULA, nacido en Lauría, Basilicata, alrededor de 1850. Ese Francesco habría emigrado a la Argentina a los 17 años de edad, radicándose en Paraná, Entre Ríos.

También circunstancialmente me contacté con un tal Eduardo Enrique PADULA ALTUNA, aparentemente argentino, pero radicado en Quito, Ecuador, quien sostiene que es bisnieto de un tal Francesco PADULA.

Aparece en Internet un sitio con la genealogía de unos PADULA de origen polaco que descienden de un tal Wojciech PADULA, casado con María TOKARCZYK, quienes habrían ingresado a los EEUU junto con su hijo George PADULA en 1911. Radicados en Minneapolis, habrían nacido allí otros tres hijos: Joseph, Victoria y Andrew. Una Rose PADULA emparentada con esta familia habría muerto en 1997 en Cracovia.

Como resultado de una búsqueda ligera en Internet, aparecen más de cinco mil registros, entre ellos de muchas personas, en su mayoría residentes en los EEUU e Italia. Baste mencionar algunos como simple curiosidad: Sharon, Martín, Marco, Alfred, María Rosaria, Paula (El Bolsón, Argentina), Simona (pianista napolitana), Christine, David, Dina (deportista norteamericana), Luigi, Steven, Warren, Roman, Angela, Richard, Jim, Michael, Diane, Bill, Valentina, Rebecca.

Fuentes:
. Correspondencia personal
. Información periodística no precisada
. Internet. Vocablo PADULA
. Curubeto Diego, Babilonia Gaucha, Planeta, Bs.As., 1993

En Quilmes, agosto de 1998.


Los Padula en Entre Ríos

Por Eduardo Enrique Padula Altuna

A la memoria de Francesco Padula Cuccarese
sin cuya simiente no hubiera sido posible
la existencia de los 127 descendientes
a la fecha ubicados.

 -------

“Adoro la memoria
y saber de dónde vengo…
ellos son los únicos archivos
que delatan mi esencia “

Joan Manuel Serrat

Tiempo atrás, no cuento los años, recibí una carta de Buenos Aires en la que Jorge Eduardo Padula Perkins me preguntaba acerca de una investigación de familia que estaba realizando en relación a su Abuelo y, al mismo tiempo, me pedía información en línea ascendente de mis antecesores en la República Argentina. Contesté esa comunicación y luego de transcurrido algún tiempo, tuve la sorpresa de encontrarme en Internet con su artículo “Nosotros, una historia de familia” en la que narra con mucho cariño, sus recuerdos y el detalle de las investigaciones efectuadas en torno a su propia Familia Padula.

Nunca pude imaginar que aquella tan lejana carta estaría tan unida al artículo en mención y al inicio a su vez, del comienzo de mi investigación de mis propios “Padula”, ya que en la información contenida se mencionaba un nombre que para mí era conocido y que probablemente, podría ser el de mi Bisabuelo: Francesco Padula.

De allí en más, todo se convirtió en una acción investigativa, recurriendo a cuanto medio se prestara a facilitarme la información que necesitaba o mejor dicho, ansiaba poseer. En un comienzo todo fue confuso. El idioma, a pesar de ser muchas veces el mismo que el mío, se hacía difícil por sus tecnicismos, sus significados o sus directrices, propias de cada época en que se investigaba. Recorrer miles de senderos potenciales que en muchas, muchísimas ocasiones, resultaron inútiles a mis propósitos. Llegué a años históricos en los cuales no existe información fiable, algo así como una nebulosa en la cual sabemos que lo que buscamos está allí, pero no podemos disponer de ella. Y también a otros en los cuales todo procedía de acuerdo a lo esperado pero siempre, buscando senderos, siguiendo huellas, aquellas que el tiempo fue dejando para que podamos llegar a nuestro origen, nuestra sangre, a nuestra esencia.

Este artículo es una guía para toda persona de apellido Padula con relación a la Provincia de Entre Ríos, República Argentina, que se encuentre directamente nombrado o mantenga un nexo vinculado a el ó a la presente investigación y también, de todos aquellos que sin haberlo sido, pueden encontrar una raíz ancestral que pueda ser de interés para continuar con sus respectivas líneas familiares.

He cuidado en todo momento en mantener las líneas descendentes en correcta formación y he comparado cuidadosamente todos aquellos relatos heredados y de origen familiar que, por causa de su continua repetición de generación en generación, pudieron ser  alterados de su concepto original. Todo ello se comenta a su momento, sin dejar de ubicar nuestra propia historia dentro del tiempo y el entorno de los acontecimientos que a su vez acontecían en las Repúblicas de Argentina e Italia.

Es importante mencionar que durante el desarrollo de todas estas investigaciones, fui “reclutando” personas que unieron a su vez su conocimiento para sacar a la luz, toda la información de la que ahora disponemos. Por ello, mi agradecimiento a Silvia Padula de Paraná, a Gustavo Padula y su Madre Nelly y, a Jorge Eduardo Padula Perkins, quién amablemente accedió a que cite su artículo.

EL ENTORNO HISTÓRICO

Argentina.-

En 1853 se sancionó la primera Constitución cuyo Artículo 25 hablaba acerca del fomento a favor de la inmigración europea, favoreciendo a ésta sin que sea gravada con impuestos, otorgando franca entrada a territorio argentino a extranjeros cuyo objeto sea ”labrar la tierra, mejorar las industrias e introducir y enseñar las Ciencias y las Artes”.

Si bien los primeros ensayos de colonización comenzaron bajo el mandato del General Urquiza en el año 1855, los Gobiernos de los Presidentes Mitre (1862-1868), Sarmiento (1868-1874) y Avellaneda (1874-1880) fueron los que fomentaron masivamente esa inmigración, logrando a la par, la unificación institucional de la República y el cambio total de la estructura social y económica de aquella nueva Nación.

Esa enorme inmigración obedeció a causas básicas claras: (a) la necesidad de Argentina de integrarse al mercado europeo dado el tipo de producción de exportación; (b) la situación históricamente inversa de Argentina con respecto a Europa ya que la primera requería de mano de obra como consecuencia del enorme proyecto de expansión agropecuaria, mientras que la segunda, liberaba fuerza laboral a consecuencia de la aplicación de política de tecnificación del agro y abaratamiento del costo de la mano de obra como efecto de la Segunda Revolución Industrial. Básicamente lo que la política Argentina quería realizar en aquella época era transformar al país bajo dos ejes: la imagen norteamericana homologando la política de producción del anglosajón y adquirir la imagen europea en su fase desarrollo, ya que constituían su interés las ciudades modernas y bien estructuradas.

Se establecieron acciones gubernamentales que dieron lugar a dependencias estatales que favorecieron la inmigración. Se aplicó una disminución a los costos al transporte y traslado del inmigrante; el gobierno argentino desplegó propaganda en diversos países de Europa enfatizando esta acción; se instalaron agencias a efecto de estimular la migración, algunas de las cuales ofrecían financiar el costo del pasaje, todo ello por medio de panfletos colocados en la vía pública. Ese enorme esfuerzo desarrollado durante un tiempo mayor a 20 años consiguió como resultado, movilizar una cifra superior a nueve millones de personas, en su mayoría de origen latino: Españoles e Italianos.

Por algunas historias recopiladas dentro de esta investigación, algunos de los migrantes aceptaron el reto de viajar con la ilusión de probar fortuna en ese nuevo destino, para luego de un tiempo, regresar a su Patria de origen. Ese sueño no fue logrado por la mayoría. No lo lograron por que al lugar donde arribaron les resultó de dura adaptación pero agradable al fin y decidieron afincarse  formando familias y nuevas generaciones en suelo argentino.

La ubicación de migrantes se realizó mayoritariamente se realizó en las Provincias de Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba y Entre Ríos. Otras de menor cuantía se radicaron al Norte y Sur argentinos. Fueron llegando a ciudades determinadas por el Gobierno y a  distritos rurales donde conformaron colonias. Generalmente las colonias mantenían una conformación humana procedente de una misma región. 

Es interesante citar la diversa composición de los grupos de migrantes, constituidos en forma muy marcada por categorías de mujeres o hombres solitarios, hermanos, pequeñas familias con hijos y núcleos familiares que llegaban viajaban acompañados por sus sirvientes, esclavos y jardineros.   

Italia.-

Si bien como estado unitario, Italia tiene una historia reciente, ha sido por mas de tres mil años sede de grandes civilizaciones. La Etrusca antes, luego la Griega, fueron las dos civilizaciones que marcaron profundamente la evolución de la cultura occidental, dejando signos hasta hoy visibles en el arte, filosofía, lenguas y política.

Luego de ellas surgieron por varios años, gobiernos característicamente independientes que, hacia final del año 1300, se conformaron en “Comunas” o “Signorías.” Posteriormente y alrededor del año 1500, luego de la Revolución Francesa,  Italia fue objeto de pugnas y territorio de lucha entre potencias extranjeras tales como Francia y España primero y en menor medida, Austria e Inglaterra después

No fue hasta 1861 en que los Estados Independientes de la Península y el Trono de las Dos Sicilias se unificaron bajo el Reino de Emanuele. Roma, aún independiente, se mantuvo separada del resto de la unión bajo el mando del Papa y no fue parte de Italia Unida sino hasta 1870, fecha a partir de la cual Italia, como República,  comenzó a desarrollar sus recursos económicos y expansionistas ya mas adelantados en esa época, en otras partes de Europa.

El movimiento migratorio registrado hacia el exterior del país hasta el año 1860 era casi imperceptible pero, en los años posteriores, este se fue acentuando dados los bajos recursos que disponía la población en general, dedicada principal y tradicionalmente a la vida relacionada a la agricultura, manteniendo un esquema fuertemente patriarcal que se enfrentaba a la moderna Revolución Industrial que creaba sin misericordia, una tasa de desempleo cada vez mayor y concomitantemente, salarios mas bajos.

La principal emigración de Italia se origina en su parte Meridional e Insular y su destino mayoritariamente fue hacia los Estados Unidos, Argentina, Uruguay y Brasil.

Los núcleos de emigración eran compuestos en forma diversa pero principalmente eran hombres y mujeres jóvenes en edad laboral, niños en forma ocasional acompañados de familiares mayores. Todos ellos buscaban bajar la presión económica del hogar que abandonaban en Italia para que los familiares que allí permanecían, pudieran subsistir mas holgadamente. Mientras tanto ellos, me atrevo a decir, no buscaban ningún nuevo horizonte, simplemente se lanzaban a una aventura hacia tierras extrañas que no garantizaban nada, simplemente el transporte hacia ese nuevo destino. En varias partes de Italia existen museos que son objeto de esta gran migración, hacen referencia al dolor y sufrimiento que todas estas personas pasaron al separarse de su Familia y Tierra de origen.  

Dentro de los Archivos del Registro Nacional de Las Personas he logrado contar 172 personas de apellido Padula que fueron emigrantes desde Italia a Argentina, 57 mujeres y 115 hombres. No se pudo establecer la relación familiar entre ellos.

Que Dios haya cuidado de todos.

EL APELLIDO PADULA

Basado en estudios de lugar, el apellido Padula tiene su raíz en dos razones, una de Origen y otra Toponímica.

Causa de Origen

De acuerdo al International Historical Research (New York, EE.UU.) se registra el apellido en la persona de D. Guglielmo Padula, militar al servicio del Infante Carlos de Borbón, quién se distinguió en servicios en la Batalla de Bittonto (Bari, Italia/ Mayo de 1734) en la cual, por ser el triunfador del combate, el Noble español ganó el Trono de las Dos Sicilias. En reconocimiento, D. Guglielmo Padula es ascendido al rango de Capitán de los Guardias de Valle Grande, recibiendo como compensación a su labor en batalla, el Título Nobiliario, Escudo de armas y tierras situadas en el sur de Italia, actualmente región de La Basilicata.

Causa Toponímica

Esta obedece a la zona geográfica de Italia de la cual se registra como originario el apellido. La palabra “padule” en lugar de origen, significa y mantiene relación con zonas lacustres, anegadas, pantanosas o inundables las cuales son características en la zona de la Basilicata.

Mantiene relación directa con palabras como Paduli, Padule, Padova, Padovani, Padova entre otras, las cuales pueden ser acepciones del mismo origen.

Todo esto indica que la ubicación del primer apellido Padula registrado por la historia, como hecho comprobable en sí, pudo provenir de la misma región de Italia a la cual nos referimos pero no queda registrado si el apellido ya existía anteriormente o se creó con D.Guglielmo Padula. Por las costumbres narradas dentro de la Heráldica, se podría asumir que el apellido era existente antes de su registro en el Libro de la Nobleza Italiana y también antes de la distinción de D.Guglielmo Padula.

Las ciudades representativas de la zona de La Basilicata son Potenza, Padula y Lauría.  

Cabe mencionar que existen ciertos nexos aún bajo estudio que relacionan directamente el apellido Padula original italiano con el apellido Castro en España y  Marsh en Inglaterra, ya que todos ellos registran el mismo origen en Italia.

EL ESCUDO

La Heráldica, ciencia que encierra la simbología y significado de los Escudos de Armas, detalla varias tipos de escudos. Estas clases se basan en los planos que cada uno de ellos puede contener. En el caso del Escudo de Armas Padula es una sola pieza de tres planos donde se define uno superior o Capitel (también llamado Lema) conjuntamente al Morrión; otro medio denominado Corpo y un tercero inferior llamado Bassa.  Todos ellos, mantienen una relación que hace referencia a puntos históricos del apellido. Todas estas partes deben ser analizadas individualmente pero manteniendo un conjunto que es la imagen que presenta el Escudo Padula.

Lema: Laboremus Fidenter. Su traducción textual actual es Trabajemos Fielmente. Sin embargo  la interpretación debe ser llevada a la época de su creación, el año 1734 y el sentido que el Latín, idioma aplicado, debió haber tenido para guardar un sentido heráldico.

La palabra Laboremus significa trabajar, pero también significa dedicación, entrega, posesión, devoción, ser especial en su dedicación. Fidenter, es un adjetivo latino que hace referencia al carácter Divino ya que mantiene relación directa con la palabra Fides (Fé). Expresa claramente el sentido de fidelidad pero con extensión religiosa.

Unidas, ambas palabras y combinadas entre sí, nos indica una acción de fidelidad al trabajo que se desarrolla pero relacionada o dirigida a al ámbito religioso.

Morrión: Posee un fondo azul oscuro, color relacionado con virtudes de Justicia y Lealtad. En su ángulo superior izquierdo figura una Estrella Naciente en Oro, de ocho puntas, que significa su inclusión o nacimiento a la Nobleza. Hacia el medio del plano figura un León  de Oro en posición rampante, significa su acción o dedicación militar y haber sido triunfante y meritoria su labor.

Corpo: Es una banda de Oro que ocupa transversalmente la mitad del Escudo, tachonada de tres Blasones o Rosas Rojas, símbolo de identidad religiosa relacionada con el Papa o con el Feudo Papal.

Basso: Contenido en sus tres cuartas partes superiores por un fondo azul similar al color del Morrión y una parte baja en Plata, a forma de lago donde descansa un Cisne. Existe una pequeña planta que nace del agua. Esto puede mantener relación con el origen toponímico del apellido y hacer referencia claramente a la zona pantanosa o lacustre nombrada anteriormente en relación al apellido. El color plata hace relación a fortuna y el Cisne, al espíritu puro y altruista.

La interpretación conceptual del Escudo de Armas Padula indica un origen militar relacionado desde el punto de vista profesional a las armas al servicio del Papa, con un origen familiar ubicado al sur de Italia.

ORIGEN FAMILIAR ITALIA/ARGENTINA

SEGUNDA GENERACION

 

FRANCESCO PADULA CUCCARESE nació en la Ciudad de Lauría, Región de la Basilicata, Italia, en el año de 1850. Fue hijo de Francesco Padula y Catalina Cuccarese. Francesco Padula era natural de la región y Catalina Cuccarese pudo haber sido proveniente de las zonas de Chiaramonte o San Chirico Reparo, localidades cercanas a la Ciudad de Potenza, también parte de la Basilicata. Esta información ha sido verificada pero al mismo tiempo se encuentra en estudio ya que, por la fecha tratada y a efecto de seguir la línea ascendente, se d

ebe recurrir a información registrada en Parroquias, la misma que muchas veces no está disponible o es dificultoso obtenerla a consecuencia de los incendios sufridos en esos establecimientos. La información proveniente de Registro Civil recién se puede obtener a partir del año 1860.

 

Cuando Francesco Padula Cuccarese migró a Argentina, tenía la edad de 17 años y lo hizo en compañía de su hermano Giuseppe quién, en aquel entonces contaba con 24 años de edad. Ambos viajaron el Barco Río Jaguarao, de bandera brasileña, perteneciente a la flota italiana de la familia Agnelli. Arribaron al Puerto de la Ciudad de Buenos Aires el 03 de Octubre de 1867. Permanecieron en esa Ciudad por espacio de tres meses luego de lo cual, por órdenes del Ministerio del Interior, fueron trasladados a la Ciudad de Paraná donde ambos se establecieron.  Francesco continuó allí hasta el fin de su vida pero su hermano, luego de algún tiempo, dejó la Ciudad de Paraná con rumbo a la República Oriental del Uruguay donde se estableció definitivamente.

 

Francesco Padula y Dominga Doldán
Paraná, 02 de Enero e 1929.

 

De la ficha de declaración de inmigración de Francesco Padula se obtiene que al momento de su desembarco era Católico, soltero, iletrado, agricultor y que había sido embarcado en el Puerto de Génova, Italia. Por información posterior se sabe que algunos de esos datos no eran correctos ya que Francesco podía leer y escribir correctamente y era considerado mano de obra calificada.

 

No existen datos conocidos de sus diez primeros años en Entre Ríos, labor que actualmente se encuentra en investigación.  Contrajo matrimonio en el año de 1878 con DOMINGA DOLDAN MONTENEGRO, hija de Santiago Doldán y de Dominga Montenegro, ambos ciudadanos argentinos de origen español. Francesco tenía 28 años y Dominga 17. Contraen Nupcias Religiosas en Diciembre de 1878 y por Registro Civil en 1879. Testigos firmantes fueron Antonio Lauría, Cayetano Banda y Francisco Vuoto.

 

Fijaron domicilio en una casa grande situada en la calle Enrique Carbó No.22 (actualmente 44) de la Ciudad de Paraná, Entre Ríos, donde el matrimonio tuvo 15 hijos (tres de ellos fallecidos al momento de nacer) y vivieron su existencia sin mayores sobresaltos, con comodidad y bien asistidos por su personal de lavandera, cocinera, planchadora, mucama y niñera, hasta el fin de sus días.

 

La profesión de Francesco padula era la de Herrero, desarrollada en un establecimiento al cual se accedía a través un pasaje lateral que poseía la misma casa de familia.

 

La Herrería se llamó “Los Estafados”, fue la más importante de la Ciudad y contaba con varios operarios. Allí se fabricaron verjas artísticas para adornar las ventanas de las casas de aquel entonces que todavía se pueden ver hoy en día en construcciones aún existentes de la época. Una bella cruz colocada actualmente en  medio de las Cúpulas de la Catedral de Paraná es obra la Herrería de Francesco Padula.

 

Era un hombre muy trabajador, a muy avanzada edad quedó sordo y falleció en el año 1938 a consecuencia de una complicación pulmonar.

 

Dominga Doldán, ama de casa insigne, lo sobrevivió hasta el año 1950 en que también falleció.

 

Los hijos del matrimonio Padula / Doldán, en orden de edad, fueron :

 

TERCERA GENERACIÓN

 

Humberto: Ingeniero, radicado en Buenos Aires inicialmente y luego en Santa Elena, Provincia de Entre Ríos. Tuvo dos hijos apodados Congo y Pina. Pina falleció de 95 años de edad el año 2007 en la República Oriental del Uruguay, donde vivía.

Carlos: Radicado en Buenos Aires, sin mas datos.

Enrique Nicanor “Nica”: Trabajó para Banco Nación. Tuvo once hijos. Esta rama se detalla mas adelante.

Rafael: Radicado en Paraná. Tuvo cinco hijos llamados Dora, Ñata, Nelly, Rodolfo y Elda.

Francisco Antonio: Radicado en Paraná. Residió en Villaguay, Entre Ríos, por su función de Procurador y Juez de Paz, falleció en 1940. Tuvo tres hijos: Sara Dominga, Nélida Angela y Francisco José.

Eduardo: Radicado en Paraná. Soltero. Fue Escribano, Agrimensor, Filatelista y Numismático. Fue colaborador del Diario La Nación de Buenos Aires.

María Dominga: Radicada en Paraná. Tuvo cuatro hijos con apellido Nasshan: Edith, Lía, Pipí y Eugenio.

María Esther: Falleció joven.

María Emilia: Radicada en La Plata, Prov. De Buenos Aires. Tuvo dos hijos de apellido Massera: Carlos y Eduardo Emilio.

María Mercedes: Radicada en Buenos Aires. Sin más datos.

Víctor: Radicado en Buenos Aires. Fue marino. Víctor Padula Pintos es probable que sea su hijo.

César Aníbal: Radicado en Paraná. Tuvo una hija llamada Teresita de Jesús.

 

Hasta aquí la Familia Padula Doldán que queda como página abierta confiando en que, con el pasar del tiempo, algunas personas relacionadas con las arriba nombradas lean el presente artículo y contribuyan a través del email a completar la información en aquellos lugares  donde hace falta o sea necesario hacerlo.

 

Paso ahora tomar una rama de la familia original, la de Enrique Nicanor “Nica” Padula, quién fue mi Abuelo paterno, persona a quién vi una sola vez en mi vida cuando era muy pequeño pero que guardo un recuerdo inmenso y de gran cariño.

 

ENRIQUE NICANOR PADULA DOLDAN. Su Partida de Nacimiento indica que nació en la Ciudad de Paraná, Provincia de Entre Ríos, Argentina, el día 25 Agosto de 1887. Fueron sus Padrinos Nicanor Doldán y Horfina Macías. Nicanor Doldán era su Tío.

 

Sus primeros años transcurrieron en la Ciudad de nacimiento en donde comenzó a trabajar para Banco Nación desarrollando una larga carrera gerencial que lo llevó a recorrer las Provincias de Entre Ríos, Córdoba y Buenos Aires para finalmente establecerse en El Tigre, Provincia de Buenos Aires, donde falleció en el año 1957. Sus restos descansan en paz en el Cementerio de esa localidad, en la Bóveda de la Familia Pereyra, familiares a su vez, de quien fue nuestra Abuela.

 

Mantuvo matrimonio con ZULEMA PEREYRA CASTRO que vivió hasta el año 1965.

 

De ellos dos se existe la siguiente descendencia:

 

CUARTA GENERACIÓN

 

SAUL: Fallecido. Vivió en la Provincia de Córdoba. Fue el más relacionado con la Familia de Francesco Padula ya que los visitaba asiduamente, sobre todo a su Tío César. Tuvo dos hijos. No existe mayor información.

ZULEMA: “Ñata”. Fallecida. Tuvo un hijo: Baby. Vivió toda su vida en El Tigre, Provincia de Buenos Aires.

ALICIA: Fallecida de pequeña.

EDUARDO LUIS: “Negro”. Radicado en Buenos Aires. Tuvo dos hijos: Eduardo y Laura.

ANIBAL: “Pata”. Fallecido. Radicado en Buenos Aires. Tuvo dos hijos: Liliana y Gustavo.

ELBA: “Vita”. Radicada en Buenos Aires. Casada con un primo hermano, Nato Pereyra. Tuvo una hija: Pelusa.

CESAR ALEXIS: “Siso”. Radicado en Buenos Aires. Tuvo dos hijos.

HUGO: Fallecido. Radicado en Buenos Aires. Tuvo dos hijas: Marina y Patricia.

HORACIO: “Lacho”. Radicado en Córdoba. Tuvo dos hijos, uno fallecido.

SUSANA. Radicada en Mar del Plata. Tuvo dos hijos.

ENRIQUE: “Quique”. Radicado en Buenos Aires.

 

Partiendo de la Familia de mi Abuelo Nica, paso a la mía propia,

 

EDUARDO LUIS: Nacido en Bahía Blanca en el año 1918. Radicado en Buenos Aires. Mantuvo matrimonio con Laura Mercedes Altuna Bayeto, fallecida en el año 2005. Tuvo dos hijos:

 

QUINTA GENERACIÓN

 

EDUARDO ENRIQUE: Nacido en Neuquén en el año 1950. Radicado en Quito, Ecuador. Casado con Lucía De Guzmán. Tuvo tres hijos: Sebastían Eduardo, Diego Martín y Lucía Mercedes.

LAURA ZULEMA: Nacida en Entre Ríos en el año 1951. Radicada en Buenos Aires. Casada con Héctor Calvito. Tuvo un hijo: Agustín.

 

NOTA FINAL

 

Hemos tomado un espacio de tiempo. Si hacemos referencia a la fecha de nacimiento de nuestro Tátara Abuelo, Francesco Padula, en el año 1822, fecha aún sujeta a confirmación, el período comprendido es de 186 años donde se han formado cinco generaciones de una misma sangre y de un mismo apellido.

 

Hay sin embargo un hecho que me llamó poderosamente la atención y es el de la falta de información existente en los extremos temporales que estamos analizando 1822 – 2008. En la primera cifra, retroceder en el tiempo nos enfrenta a la falta de registro o a la pérdida de información por causas fatales en su mayoría. En cambio, arribando a la actualidad, la falta de información obedece claramente a la incomunicación de los miembros de familia.

 

La Familia Padula en la República Argentina, considerando sus diferentes ramas, es una sola y proviene de un solo lugar en Italia. Lo único que falta es conectar esos diferentes lazos y lograr algún día, tener un árbol familiar único.

 

El presente trabajo es una base que queda abierta para que otros Padula contribuyan con su conocimiento y relación. La Familia Padula en sí se ha expandido mucho. Yo, al igual que mi Bisabuelo, soy un migrante que llegó solo a una tierra amable que no es la de mi origen. A su vez, toda mi generación ha tenido hijos constituyendo de ese modo la SEXTA GENERACION y, teniendo en cuenta la edad de esta última Generación, es evidente que ya existen la SEPTIMA Y OCTAVA GENERACION que, con la ayuda de todos lograremos unir a las anteriores.

 

El Amor que guardo a mi Bisabuelo Francesco, a mi Abuelo Nicanor y a mi Padre Eduardo Luis, me ha dado la fuerza de ser constante y haber llegado con bien al final de esta Etapa.

 

Eduardo Enrique Padula Altuna

 

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

 

“La vera Famiglia e sempre unita”

 


Consultas efectuadas a:

Síndaco di Lauría. (Italia)

Síndaco di Potenza. (Italia)

Síndaco di Chirico Reparo. (Italia)

Síndaco di Chiaramonte. (Italia)

National Historical Research of New York. (EE.UU.)

Registro de Blasones Europeos. (España)

Registro Nacional de las Personas. (Argentina)

Listado de inmigrantes.

Ministerio del Interior. (Argentina)

Registro Civil de Paraná. (Argentina)

Apellidos Italianos.

Heráldica Europea.