Guglielmo Marconi - Científico italiano

 

La siguiente publicación corresponde a partes de una charla dictada en la "Scuola Italiana Cristoforo Colombo" de Buenos Aires, por el Ing. Florencio E. Biscay sobre la vida y obra de Guglielmo Marconi.


Biografía

Nació el 25 de abril de 1874 en Bologna (Italia), hijo de Giuseppe Marconi y Annie Jameson. La residencia de la familia estaba fijada por entonces en Villa Griffone, situada en Pontecchio Bolognese, actualmente denominado Pontecchio Marconi, a pocos kilometros al sur de Bologna. No cursó estudios regulares ni primarios ni secundarios aunque asistió a escuelas locales, en Firenze y en Livorno. También asistió como oyente a algunas clases de la Universidad de Bologna, pero su talento natural le permitió intuir las posibilidades de las radiaciones electromagnéticas como medio de comunicación, e informarse de los avances de los que habían hecho experiencias en ese campo o desarrollado teorías para explicarlas, como Faraday, Maxwell, Hertz, Branly y el profesor Augusto Righi, vecino de la familia.

En la primavera de 1894 comenzó a tener éxito en sus experimentos de transmisión y recepción de señales telegráficas y, ante la falta de interés del Gobierno Italiano en el tema, decidió presentarlo en el Reino Unido, de donde era originaria su madre. El viaje se llevó a cabo a comienzos de 1896. Allí el tema fue tomado con gran interés y, luego de patentar su sistema, pudo fundar una empresa y desarrollar la mayor parte de su actividad científica e industrial durante el resto de su vida. En sucesivas experiencias fue alcanzando mayores distancias, hasta lograr la primera comunicación transatlántica en diciembre de 1901 entre Cornwall, en Inglaterra, y St. John en Terranova. En años sucesivos experimentó con ondas cada vez más cortas, hasta llegar a las microondas a fines de los años 20. Esto le permitió desarrollar el primer enlace de microondas en la historia de la radio, para uso permanente entre la Ciudad del Vaticano y la residencia papal de Castel Gandolfo.

Gran parte de sus experiencias a partir de 1919, las realizó a bordo de su yate "Elettra", navío a vapor de gran porte, que le permitía observar el comportamiento de los enlaces en distintas condiciones y a diferentes distancias.

El nombre de Marconi está asociado a casi todos los grandes adelantos en materia de uso de las ondas radioeléctricas, colocándolo también entre los precursores de la navegación por instrumentos y el radar. En el orden empresario, fue precursor de algunas de las más grandes empresas del ramo de las telecomunicaciones, una de las cuales, la que fundara en Inglaterra, lleva su nombre hasta la actualidad.

Obtuvo el Premio Nobel de Física en 1909, en forma compartida con el físico alemán Karl Ferdinand Braun, fue Presidente de la Academia Italiana de Ciencias y recibió innumerables distinciones académicas de muchos países. El rey de Italia Vittorio Emmanuele III le otorgó el título de Marqués en 1929.

Viajó a numerosos países y, en particular, visitó la Argentina una sola vez, permaneciendo una semana a fines de setiembre y principios de octubre de 1910.

Falleció en Roma el 20 de julio de 1937, víctima de una afección cardíaca. Tenía 63 años. Sus restos reposan en un mausoleo construido en Villa Griffone, junto con los de su segunda esposa.

Se casó dos veces y tuvo en total cinco hijos. Lo sobrevive su hija Elettra, que reside en Italia y ha visitado la Argentina en varias ocasiones.


Ancestros

1) Domenico Marconi

Abuelo de Guglielmo. Se estableció a principios del siglo XIX en Camugnano, en los Apeninos toscano-emilianos, lugar situado entre Bologna y Firenze, donde inicialmente se dedicó a la agricultura. Tuvo dos hijos, Arcangelo que siguió la carrera religiosa, y Domenico que lo acompañó en la explotación agrícola.

Arcángelo tuvo la poca fortuna de ser asesinado por un ladrón que pretendía robarlo y Giuseppe más adelante resolvió radicarse en Bologna.

Al cabo de un tiempo y siguiendo los desplazamientos de su hijo y siendo ambos viudos, se radicó en Pontecchio Bolognese, donde se dedicó a la cría del gusano de seda en el piso superior de la residencia que adquirieron, conocida como Villa Griffone. Por tal razón, la habitación empleada para ese fin fue conocida como "la stanza dei bacchi". Cuatro décadas después ese sería el lugar donde el joven Guglielmo instalaría su laboratorio y obtuviera los primeros éxitos en la transmisión de ondas de radio. Una placa en ese sitio recuerda ahora el acontecimiento.

2) Giuseppe Marconi

Padre de Guglielmo. Nacido en Camugnano, cuando alcanzó la juventud se radicó en Bologna, donde desposó a Giulia de Remoli en 1855 con la cual tuvo un hijo, Luigi, nacido ese mismo año. Como no era infrecuente entonces, la madre murió pocas semanas después. Y por entonces su padre vendió su propiedad en Camugnano y compró en Pontecchio, más cerca de Bologna, otra propiedad rural con una amplia casa, rodeada de viñas a cuya explotación se dedicaron ambos. Fue en la casa de sus antiguos suegros, quienes se dedicaban a las finanzas, donde Giuseppe conoció a la joven Annie Jameson, nacida en Irlanda, y enviada por sus padres a esa ciudad a estudiar "bel canto" para sustraerla del ambiente teatral londinense donde la joven deseaba ingresar. El romance entre los jóvenes Giuseppe y Annie resultó un nuevo problema para la familia de ésta que resolvió repatriarla para obstaculizarlo. No obstante, alcanzada la mayoría de edad ella resolvió aceptar la propuesta de casamiento y dejó su casa en Irlanda para encontrarse con Giuseppe, quien viajó desde Italia para encontrarse con ella casándose en Boulogne sur Mer, Francia,  el 16 de abril de 1864. Tuvieron dos hijos, Alfonso, en 1865 y Guglielmo, quien nació nueve años después, el 25 de abril de 1874.

Al llegar Guglielmo a una edad cercana a los veinte años, era evidente su interés por la física y su poco interés por la explotación agrícola de Villa Griffone, situación que contrarió mucho a Giuseppe quien, cuando finalmente tuvo éxito en sus experimentos, supo comprender su importancia y lo recompensó y estimuló para que continuara por ese camino. Fue un severo padre de familia, honesto y trabajador. Falleció en Pontecchio, en 1904.

3) Annie Jameson

Madre de Guglielmo. Hija de Andrew Jameson, escocés radicado en Irlanda, donde era propietario de dos destilerías de whisky, una Dublin y otra en Fairfield. Vivían cerca de esta última en una antigua casa con parque y foso: Daphne Castle. Cuando empezó a mostrar su interés por la ópera y su deseo de presentarse en el Covent Garden de Londres, sus padres resolvieron mandarla a Bologna a estudiar canto, con el resultado de que terminó enamorándose de Giuseppe Marconi y casándose con él al alcanzar la mayoría de edad, pese a la oposición de su familia. Tenía tres hermanos más.  Entre ellos una mujer que con el tiempo se radicó en Livorno por tener su esposo destinado como militar en la India, cuyos hijos tuvieron estrecha relación con los hijos del matrimonio Marconi, sus primos.

Es un personaje clave en la vida de Marconi. Mujer inteligente y comprensiva, apoyó a su hijo en sus estudios y experimentos tanto espiritual como materialmente, contra la opinión de su esposo que aspiraba a que éste siguiera su misma carrera de propietario rural. Fue la primera en enterarse del primer experimento exitoso, una medianoche del año 1894. Cuando se planteó el rechazo del gobierno italiano a explotar las ventajas de la invención de la radio, fue ella la que planteó como solución su presentación en Inglaterra, quien acompañó hasta allí a su hijo, de poco más de veinte años, y quien logró el apoyo de su familia inglesa para le presentación, patentamiento y explotación de su invento en Inglaterra, a partir de comienzos de 1896. Desde ese momento comenzó a permanecer largos períodos en ese país, hasta radicarse en forma casi definitiva luego de la muerte de Giuseppe en 1904.

Inculcó a sus hijos  el amor por la música (Guglielmo tocaba el piano y su hermano Alfonso el violín), les enseñó inglés, idioma que les resultó muy útil a ambos, y los educó en la fe anglicana. Con el correr del tiempo, Guglielmo retornó al catolicismo, en que había sido bautizado.

Constituyó un gran soporte para sus hijos a lo largo de toda su vida.

Falleció en Londres el 3 de junio de 1920.  

Las dos familias de Guglielmo Marconi

Guglielmo Marconi se casó dos veces. Luego de algún tiempo se divorció de la primera esposa y años después se casó nuevamente.

1.       La primera familia de Guglielmo

Especialmente a partir de la primera comunicación transatlántica en 1901, Marconi se había convertido en un personaje famoso tanto en Inglaterra, donde desarrollaba casi toda su actividad, como en EE.UU., donde viajaba con frecuencia para dirigir e impulsar sus intereses. Sus ingresos empezaron a ser importantes y su conexión con los altos niveles de la sociedad británica mejoraron rápidamente. Además, era un hombre apuesto y simpático, aunque algo tímido. Mientras desarrollaba sus experimentos en el sur de Inglaterra conoció a Beatrice O'Brien, hija del 14º Lord Inchiquin, nacida en Irlanda en 1882 y se enamoró de ella, repitiendo en alguna medida la odisea vivida por su padre varias décadas antes. Tanto la familia de Beatrice como ella misma, imaginaban otro futuro. Con todo, la insistencia del joven Guglielmo obtuvo sus frutos y finalmente se casaron en Londres el 16 de marzo de 1905 y pasaron su luna de miel en el castillo familiar, en Dromoland, Irlanda.

La permanencia al lado de un inventor no resultó nada sencilla para Beatrice. Por un lado, esto la obligó a variar radicalmente su forma de vida y cambiar los cálidos salones londinenses por los precarios alojamientos de las estaciones de radio de Glace Bay en Canadá, o de Poldhu en Cornwall, en su propio país, siguiendo una actividad frenética y una dedicación prácticamente obsesiva al desarrollo de nuevos equipos y la obtención de mejores resultados. En pocos años debió cambiar de domicilio muchas veces en rápida sucesión, desde apartados lugares inhóspitos, a cómodos alojamientos en Londres o Roma, donde siguió a su marido con dedicación ejemplar. La familia tuvo cuatro hijos, de los cuales el primero, una niña, falleció a los pocos días de nacer. Luego le siguieron Degna, en 1908, Giulio, en 1910 y Gioia, en 1916. Todos nacieron en Londres menos Giulio, que lo hizo en la casa de la familia en Villa Griffone, Pontecchio.

Las relaciones dentro del matrimonio fueron bastante buenas al principio, pero al término de la Primera Guerra Mundial comenzaron las fricciones relacionadas, en varios casos, con la aparición en la vida de Guglielmo, de relaciones paralelas  tanto en Europa como en América, atraídas por la personalidad y el "savoir faire" del ya muy famoso científico. Hacia 1920 la pareja entró en crisis y comenzaron a vivir en forma separada. Luego sobrevinieron el divorcio, en 1924 y la anulación del matrimonio en 1927. Beatrice se volvió a casar en 1924 con el Marques Liborio Marignoli con quien tuvo una hija, Flaminia, en 1926, permaneciendo el resto de su vida en Roma, donde falleció en 1976.

Luego del divorcio, continuó manteniendo una buena relación con Guglielmo, quien siempre valoró su excelente criterio para la resolución de problemas y conflictos, y la consultaba cuando tropezaba con alguno de ellos. Fue una mujer sacrificada, inteligente y buena madre de sus hijos. A la muerte de Marconi le dio su último adiós mezclada con la multitud que desfilaba por la capilla ardiente.

2.       La segunda familia de Guglielmo

Luego de la Primera Guerra Mundial, Marconi había adquirido su famoso yate "Elettra" en el que pasaba embarcado la mitad del año que incluía el verano, realizando experimentos y recalando de preferencia en Italia, donde mantenía excelentes relaciones con la monarquía, entonces ejercida por el Rey Vittorio Emmanuele III y con el gobierno de Benito Mussolini. Varios años después de haber puesto fin a su primer matrimonio conoció a la joven María Cristina Bezzi Scali, hija del Conde Francesco y la Marquesa Ana Sachetti. María Cristina era 26 años menor que él pero esto no fue obstáculo para el nacimiento de una relación destinada a perdurar el resto de su vida.

Para poder casarse con ella hubo de requerir la anulación del primer matrimonio por la oficina pertinente de la Iglesia Católica, y así pudo celebrar sus segundas nupcias en Roma, en 1927. Tres años después nació en Civitavecchia la única hija del matrimonio, que recibió, entre otros, el nombre de su famosa embarcación: Elettra.

La vida en su segundo matrimonio fue radicalmente diferente que en el primero. Era el tiempo de cosechar los frutos del trabajo realizado, y si bien continuó haciendo aportes fundamentales a la ingeniería de la radio, empezó a dedicar más tiempo a la vida social y a los viajes de placer, incluyendo uno alrededor del mundo, que lo llevó a China, y Japón, y otro al Brasil. Su relación con la nobleza vaticana se hizo estrecha y el Rey le otorgó el título de Marqués. Su residencia permanente pasó a estar en Roma en la casa de los Condes Bezzi Scali, en Vía Condotti. El gobierno lo nombró Presidente de la Academia de Ciencias, cargo que ejerció hasta su muerte.

María Cristina era la persona indicada para esa etapa: bella, distinguida y habituada a esos ambientes en los que había transcurrido toda su vida.

Lamentablemente desde poco después de su casamiento, Guglielmo empezó a tener malestares cardíacos que acabarían con su vida diez años después, en 1937. María Cristina lo atendió siempre con devoción y, luego de su fallecimiento, supervisó todo lo relativo al mantenimiento de la memoria de su ilustre esposo. En 1941 estuvo en Pontecchio para la inauguración del Mausoleo en su memoria, en la vecindad inmediata de Villa Griffone, adonde fueron trasladados sus restos, que hasta entonces habían estado en el cementerio de Bologna. De allí en más asistió a los múltiples homenajes que se le rindieron tanto en Italia como en el resto del mundo.

Falleció en 1994 y sus restos fueron depositados junto con los de su marido, en Pontecchio, ya cambiada su denominación por Pontecchio Marconi.

Los hijos del primer matrimonio

1)      Lucia

Marconi se casó el 16 de marzo de 1905. Un año después, estaba empeñado en mejorar la estación levantada en Poldhu, en Cornwall, de modo que pasaba allí la mayor parte de su tiempo. No obstante, acertó a estar en Londres para el nacimiento de su primer hijo. El matrimonio tenía allí fijada su residencia en 34 Charles St. en el barrio de Myfair.  La niña nació en febrero de 1906 y murió algunas semanas después de una infección no identificada, no alcanzando a ser bautizada.  Fue también sepultada en Londres luego de un penoso trámite para encontrar cementerio. Fue un duro golpe para la pareja, agravado por el hecho de que por entonces Marconi padecía de malaria, por lo cual debió guardar cama buena parte de los tres o cuatro meses siguientes, apenado por este infausto suceso.

2)      Degna

Nació el 11 de setiembre de 1908. Los Marconi vivían en Londres en una casa en George St., pero Guglielmo se encontraba en ese momento en EE.UU. Avisado del nacimiento, retornó rápidamente a Inglaterra e, inspirado por la lectura de un libro sobre la historia de Venecia, se le ocurrió ponerle el antiguo nombre veneciano Degna. Vivió buena parte de su primera infancia en Inglaterra, pero la familia se instaló en Italia cuando fue inminente la llegada del siguiente hijo. Ocurrido esto, regresaron a Inglaterra, adonde años después, en 1916, nació su hermana menor. Estaba en pleno desarrollo la Primera Guerra Mundial, de modo que a la familia le pareció conveniente trasladarse a Italia, donde no solo estarían más seguros, sino más cerca de su padre, que se había incorporado al ejército. Hacia el fin de la guerra se instalaron en Roma, donde permanecieron hasta 1920, momento en que el matrimonio Marconi entró definitivamente en crisis aunque sus miembros continuaron formalmente unidos hasta mediados de 1922. El divorcio fue formalmente tramitado en 1923 y de allí en adelante, los hijos repartieron su tiempo en parte en Inglaterra y en parte en Spoleto, Italia, adonde se estableció Beatriz luego de su segundo  casamiento en 1924. A Degna se le indicó realizar un curso de un año en Paris en la escuela Ozanne, adonde ingresó a fines de 1925. Con posterioridad estuvo radicada principalmente en Londres, con temporadas en Spoleto. A la muerte de su padre se encontraba en Devonshire, en Inglaterra.

Se casó en 1938 con Gabriele Paresce, diplomático italiano circunstancialmente destinado en Londres.

Durante los años de la Segunda Guerra Mundial el matrimonio vivió en Roma. Luego, de 1949 a 1958 en Washington D.C., y de 1960 a 1965 en Seul, Corea, donde el señor Paresce se desempeñó como embajador italiano. Luego se establecieron en Roma donde Degna falleció en 1997.

Tuvieron un solo hijo, Francesco, exitoso astrofísico, docente de la universidad de Torino, el cual a su vez tuvo tres hijas mujeres actualmente casadas, y una de ellas, con tres hijos.

3)      Giulio Giovanni Vittorio

Presintiendo que su siguiente hijo sería varón, Marconi hizo trasladar toda su familia a su antigua casa en Pontecchio, Villa Griffone, la cual estaba deshabitada desde el fallecimiento de su padre en 1904, pero a cargo de cuidadores. Estos prepararon todo y allí se instalaron Beatrice y su hermana Lilah con algunos servidores. Guglielmo estaba en alta mar retornando desde EE.UU., no obstante lo cual pudo enterarse del nacimiento del niño por vía telegráfica, pese a que su mujer no sabía en qué buque estaba embarcado: los operadores lo encontraron. Era el 12 de mayo de 1910. Fue bautizado en la propia residencia por un pastor de la iglesia valdesa convocado al efecto. El resto de la primavera y el verano lo pasaron en Italia y luego regresaron a Inglaterra. El 25 de setiembre del mismo año en las cercanías de la nueva estación de Coltano, Italia, que había ido a visitar, Guglielmo tuvo un accidente de automóvil en el que perdió el ojo derecho. En 1916 luego del nacimiento de la hija menor, la familia se estableció en Italia hasta 1920 en que se acrecentaron las desavenencias dentro del matrimonio Marconi hasta terminar en separación de hecho en 1922 y divorcio al año siguiente, lo cual determinó para los dos hijos mayores una vida repartida entre Inglaterra, adonde vivía el padre e Italia, donde residía la madre, vuelta a casar desde 1924.

A principios de 1925 Giulio ingresó en la Academia Naval de Livorno, realizando así el sueño de su padre, que en su tiempo no había podido lograrlo. Esto le permitió iniciar una carrera en la Marina de Guerra que duraría muchos años e incluiría toda la Segunda Guerra Mundial.

A la muerte de su padre se encontraba en EE.UU. y se enteró de la noticia por medio de la radiodifusión.

Se retiró de la Marina con el grado de Capitán de Corbeta después de la guerra y ocupó el puesto de Presidente de la Compañía Marconi Italiana, subsidiaria de la Marconi de Inglaterra, y de la Società Marittima Italiana hasta su retiro definitivo. Falleció en Roma en 1971. No formó familia ni dejó descendencia.

En consecuencia, hasta donde se sabe, no existe descendencia directa que continúe el apellido Marconi, a partir de Guglielmo, ni de su hermano Alfonso.

4)      Gioia Iolanda

Mientras la familia Marconi vivía en Londres, en una casa en Pont St., alquilada expresamente para estar cerca del auxilio médico, y estando en pleno desarrollo la Primera Guerra Mundial,  menudeaban los ataques aéreos alemanes sobre Londres. En esa situación nació Gioia el 10 de abril de 1916. Poco después la familia se trasladó a Eaglehurst, considerado lugar más seguro. El bautismo se produjo en una pequeña iglesia de Fawley. Marconi se encontraba en Italia, participando de la guerra, ya que se había presentado voluntariamente para prestar servicios en el Ejército. Poco después  resolvió trasladar toda su familia a Italia, para poder estar cerca de ella. Allí debieron alojarse inicialmente en un hotel y luego intentaron radicarse temporariamente en  la vivienda familiar de Pontecchio, pero por las dificultades en el transporte debidas a la guerra, optaron por permanecer en Caselecchio, muy cerca de Villa Griffone, en casa de unos amigos, y cerca de Bologna, donde vivía Luigi, el medio hermano de Guglielmo, su esposa Letizia y sus hijos Giovanni y Pietro. Allí permanecieron hasta mediados de 1918 en que regresaron a Roma. La guerra terminó a fines de ese mismo año. La familia se estableció en esa ciudad hasta 1920 en que se acrecentaron las desavenencias conyugales que terminaron en separación de hecho desde 1922, divorcio en 1923 y nuevo casamiento de la madre en 1924 con el Marqués Liborio Marignoli con quien se radicó en Spoleto. A diferencia de sus hermanos mayores, por su corta edad, Gioia permaneció con su madre, la cual en 1926 dio a luz una niña a la que pusieron el nombre de Flaminia.

A la muerte de su padre, Gioia se encontraba en Roma y participó de las solemnes exequias en la iglesia de Santa Maria degli Angeli con Cristina Bezzi Scali y su hermanastra Elettra.

Cursó estudios en el Poggio Imperiale College, en Florencia. Al comienzo de la Segunda Guerra Mundial, sirvió como enfermera voluntaria recibiendo por ello un Certificado de reconocimiento al Mérito.

Al término de la guerra realizó tareas como productora en la RAI y en 1954 se casó con el estadounidense George Atkinson Braga con quien tuvo una hija y luego un hijo, ambos casados en la actualidad. Posteriormente se radicó con su familia en EE.UU. donde realizó tareas en la NBC.

En 1974 fundó la Marconi International Fellowship y fue su primer Presidente. Desde esta institución se ha apoyado la labor de los científicos y se han entregado premios a los más destacados. A su fallecimiento la presidencia de esa institución fue asumida por Martin Meyerson hasta que, en 2001 se hizo cargo Francesco Paresce Marconi, nieto de Guglielmo e hijo de Degna.

Gioia falleció en New York el 17 de julio de 1996, luego de una larga carrera signada por su constante apoyo al desarrollo de las ciencias.

La hija del segundo matrimonio

5)      Elettra

El 20 de julio de 1930 nació en Villa Odaleschi, en Civitavecchia, y fue bautizada como María Elettra Elena Ana por el cardenal Eugenio Pacelli, luego Pio XII.

A la muerte de su padre se encontraba en Viareggio esperándolo para celebrar su séptimo cumpleaños. Participó junto con su madre de las solemnes exequias tributadas a su padre en Roma.

En 1966 se casó con el Principe Carlo Giovanelli, con quien tuvo un solo hijo, Guglielmo, nacido en 1967 en Roma.

Ha dedicado su vida a preservar el recuerdo de su padre, participando, al principio con su madre y luego sola, de numerosos homenajes que se le han tributado en todo el mundo desde su desaparición en 1937. En esa condición ha visitado algunas veces nuestro país.

No obstante, tal vez su más importante tarea ha sido la de preservar el patrimonio histórico relacionado con él, dentro de cuya línea podemos consignar el rescate a último momento de su archivo personal, conservado por la GEC-Marconi en Great Baddow, Chelmsford, cuando estuvo a punto de ser vendido por partes por intermedio de una de las principales firmas de remates inglesa, y, en cambio, fue transferido en conjunto a un Museo dispuesto a tal efecto en la misma ciudad de Chelmsford.

Actualmente reside en Roma.


Ir a Genealogía de Guglielmo Marconi...