Archivos Eclesiásticos

El siguiente artículo ha sido cedido por el Dr. Justino Terán, eminente genealogista argentino. Es parte un trabajo de su autoría publicado en el Boletín Nº 2 del Centro de Estudios Genealógicos de Tucumán y a su vez de un próximo libro que abarcará todas las "Fuentes Genealógicas Argentinas". Si bien corresponde a un trabajo sobre "Fuentes Genealógicas de Tucumán" los conceptos vertidos sobre el acervo de los archivos eclesiásticos son aplicables a toda la iglesia.



Preferencial estudio requiere el tratamiento de los archivos parroquiales, principio y principal sustento de toda indagación para elaborar nominativamente una estirpe. Estos repertorios serán expuestos, consignándose antigüedad de los mismos y otras referencias, sin entrar en otros detalles, cuyo tratamiento excedería el objeto de este trabajo.

Para mayor ilustración, y en consideración al que se inicia en la investigación genealógica, brevemente se los conceptualizará, por cuanto constituyen los de mayor relevancia para encarar un estudio de este tipo. Así vemos que se puede realizar la siguiente división:

1) Parroquiales: Cada parroquia cuenta con un archivo, formado por libros en donde se anotan, entre otros, los sacramentos conferidos a los fieles. La puesta en funcionamiento de este sistema de inscripción se remonta al año 1563, cuando el Concilio de Trento así lo ordena. Algunas parroquias comienzan muchos años después. En el acápite donde trataremos Las Parroquias y sus Libros, describiremos en ese tenor a las más antiguas, con un párrafo especial sobre el Archivo del Centro de Historia Familiar.

En los repositorios parroquiales se encuentran Libros de Bautismos, Matrimonios, Confirmaciones y Defunciones. También se pueden encontrar Libros de Fábrica. Todos estos, pueden tener sus correspondientes índices, ya sea en el mismo libro o en una separata. A continuación, sobre lo que puede encontrarse en los mismos:

a) Bautismos: se consignan datos del bautizado, de sus padres y sus padrinos. Fecha del acto. Antigüedad del nacimiento o edad del bautizado u oleado. En su caso, nacionalidad y profesión u oficio de los padres. Lugar de residencia. Además, nombre del bautizante.
b) Matrimonios: al igual que la anterior, registraban todos esos datos y si existía alguna dispensa.
c) Defunciones: ídem a las anteriores, estado civil, nombre del cónyuge y causal del fallecimiento. En algunos casos se registraba la fecha de la sepultura o sepelio.
d) Confirmaciones: ídem a a) y b). Además se menciona la Parroquia o lugar donde pertenece el confirmado.
e) Fábricas: en donde registraban el patrimonio de la parroquia, como asimismo las misas, los emolumentos de las mismas, quiénes la encargaban, el tiempo de celebraciones, etc.

2) Ordenes Religiosas: Dominicos (Orden de Predicadores), Mercedarios, Franciscanos, Salesianos, Lourdistas, etc.

3) Cofradías: de la Merced, de San Francisco, del Sagrado Corazón de Jesús, etc.

4) Monásticos: Monasterio de los Monjes Benedictinos en el Siambón.

5) Catedralicios: Archivos correspondientes a la Catedral de dicha diócesis.

6) Obispado: En los archivos de los Obispados en general se encuentra documentación relacionada con:

a) Expedientes y dispensas matrimoniales: Toda actuación que se iniciaba con motivo del enlace a realizarse. En caso de existir un vínculo de parentesco entre los novios, se producían otros trámites a los efectos de recibir la dispensa. Para ello, prácticamente se realizaban verdaderos cuadros genealógicos.
b) Capellanías.
c) Ordenaciones Sacerdotales.
d) Divorcio y juicio por esponsales.
e
) Testamentos.
f) Padrones.
g) También partidas varias de confirmaciones, defunciones, sumarias de bautismos, dispensas de impedimento de religión mixta, etc.
h) Causas pías, fundaciones, beneficios eclesiásticos.

Justino Terán
Miembro del Centro de Estudios Genealógicos de Tucumán


Se prohibe la reproducción parcial o total de este artículo sin autorización.